Recientemente recibimos un comunicado de Blackbaud. Esta empresa ofrece softwares de recaudación de fondos e involucramiento a muchas organizaciones sin fines de lucro, incluyendo a muchas instituciones de la atención médica y de la educación superior. El comunicado indica que la empresa sufrió un ataque cibernético llamado “ransomware” que puede haber afectado su información personal.  

El ataque cibernético comenzó en febrero de 2020, fue descubierto por la empresa Blackbaud el 14 de mayo de 2020, y posteriormente detenido el 20 de mayo de 2020. Blackbaud notificó el incidente a Seton Foundations el 16 de julio de 2020. Desde entonces, Seton Foundations ha estado investigando con el fin de comprender qué información se vio afectada.

Los responsables del ataque cibernético tuvieron acceso a cierta información relacionada con la fundación y los donantes. Blackbaud nos ha asegurado que los autores de esto no accedieron a información de carácter confidencial, como información bancaria o toda la información de tarjetas de crédito o números de seguro social. Sin embargo, la información accedida podría haber contenido algunos o todos los datos que se indican a continuación: nombre, dirección, dirección de correo electrónico, fecha de nacimiento, número de teléfono, número de fax, nombre del cónyuge y otra información sobre usted disponible al público. Ciertas bases de datos que se vieron afectadas también podrían haber incluido notas de alto nivel sobre su historial de donaciones, incluyendo el monto y las fechas de la donación e información relacionada con el pago, como la fecha y el número de cheque (pero no el número de cuenta). No se incluyó la información completa de tarjetas de crédito, seguro social ni cualquier otra información bancaria. También puede que se haya visto afectada alguna información limitada relacionada con la atención prestada a algunas personas.

Blackbaud pagó una suma de dinero exigida por los ciberdelincuentes a cambio de la confirmación de la destrucción de la copia. Blackbaud informó que no tienen razones para creer que los datos llegaron más allá de los responsables originales. Blackbaud también contrató a un equipo de expertos forenses externos para que le ayudara en su investigación y, por precaución, seguirá vigilando que no se revele la información. Seton Foundations también continuará colaborando con Blackbaud para asegurar nuestra satisfacción con sus medidas correctivas de seguridad cibernética con respecto a este asunto. Nos tomamos muy en serio la protección de la información de recaudación de fondos y seguiremos cooperando con Blackbaud para garantizar su seguridad.

Aunque la mayor parte de la información que fue recolectada en el ataque cibernético es información que se encuentra disponible al público; es importante que se mantenga alerta ante cualquier persona que intente ponerse en contacto con usted y que pueda saber información sobre usted. También le recomendamos que tenga cuidado al responder a las solicitudes de donaciones. Blackbaud sigue vigilando que no se revele más información sobre los afectados. Si nos enteramos de que hay evidencia de algún delito asociado con los datos afectados, le avisaremos.

Seton Foundations se compromete a mantener una comunicación clara y transparente sobre el incidente, así como a recibir información y responder preguntas. Continuamos monitoreando la respuesta de Blackbaud, incluyendo las medidas que Blackbaud está tomando para proteger la información de los donantes en el futuro.

Para obtener más información sobre el ataque cibernético “ransomware” que sufrió Blackbaud, consulte aquí: https://www.blackbaud.com/securityincident

Learn More About Us

Support Us

Get Involved

Get in Touch

SETON FOUNDATIONS
1345 Philomena Street Ste. 400 Austin, TX 78723